Un año de Aikido en Sineu

Este mes de noviembre es un mes especial para nosotros. Cumplimos un año de vida, un año en el cual han ocurrido muchos cambios. Hemos crecido. Nuestro aikido no es el mismo y nuestro Dojo tampoco. Todo esto no es más que el resultado de una práctica sincera, con entrega y con ilusión. Avanzamos sin prisa pero sin pausa, disfrutando de cada día de práctica. Y como todo lo que se hace de corazón, recogemos los frutos y no podemos si no sentirnos orgullosos de quienes somos y donde estamos, sin medirnos con nadie que no seamos nosotros mismos.

Hemos tenido el placer de recibir la visita de nuestros amigos de otros Dojos y acercarnos un poco más al espíritu del Aikido compartiendo la práctica y estableciendo lazos de amistad.

Durante este año han ocurrido muchos acontecimientos que me producen una enorme alegría, desde la visita de Gerard Blaize Sensei hasta los días de cuidado del Dojo, o poder ver la ilusión de los alumnos practicando y evolucionando. Vamos a por otro año más manteniendo el mismo espíritu.

Buena práctica a todos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *